Connect with us

Beauty

¿Qué está pasando con Miss USA?

Published

on

Cuando la actual Miss Estados Unidos, Noelia Voigt, anunció la semana pasada que renunciaba a su cargo, aludió a su salud mental y escribió sobre su gratitud por la oportunidad.

“Como individuos, crecemos a través de la experiencia de diferentes cosas en la vida que nos llevan a aprender más sobre nosotros mismos”, escribió en Instagram el 6 de mayo.

Pero una carta interna de renuncia de Voigt a la dirección de Miss Estados Unidos y a la Organización de Miss Universo, obtenida el viernes por The New York Times, presentaba una imagen mucho más oscura.

En la carta de ocho páginas, Voigt, quien representó al estado de Utah y fue coronada en septiembre, describió “un ambiente de trabajo tóxico dentro de la Organización de Miss Estados Unidos que, en el mejor de los casos, es una mala gestión y, en el peor, es intimidación y acoso”. También se quejaba en su carta de que la organización había retrasado el pago de su premio.

La Organización de Miss Estados Unidos no respondió a la solicitud de comentarios.

La partida de Voigt ha provocado al menos otras dos dimisiones. UmaSofia Srivastava, Miss Teen Estados Unidos, anunció que dejaba su cargo el miércoles. Arianna Lemus, quien representó a Colorado en Miss Estados Unidos en 2023, dijo el viernes que renunciaba en solidaridad después de ver el post de Voigt.

“Fue una llamada de auxilio”, dijo Lemus, de 27 años, en una entrevista.

Las repentinas salidas han provocado una mayor especulación en el mundo de los concursos sobre la prohibición legal de que las ganadoras coronadas hablen libremente sobre sus experiencias con la Organización de Miss Estados Unidos. Muchas de las antiguas competidoras de Voigt, entre ellas Lemus, compartieron una declaración en la que exigían que se la liberara de cualquier acuerdo de confidencialidad.

En su carta de renuncia, Voigt dijo que experimentó un incidente de acoso sexual cuando, durante un desfile de Navidad el año pasado en Sarasota, Florida, un conductor hizo comentarios inapropiados hacia ella.

En su carta afirma que la organización no la apoyó cuando denunció el incidente.

Voigt continuó escribiendo que ser Miss Estados Unidos le pasó factura a su salud, añadiendo que ahora luchaba contra la ansiedad y tomaba medicación para controlar sus síntomas.

Dijo que había empezado a experimentar “palpitaciones, temblores en todo el cuerpo, pérdida de apetito, pérdida de peso involuntaria, pérdida de sueño, pérdida de cabello y mucho más”.

Algunas personas creían que la publicación de Instagram de Voigt en el que anunciaba su dimisión contenía un mensaje secreto. La primera letra de cada una de las 11 primeras frases del comunicado deletrea la frase “ESTOY SILENCIADA”, que algunos han interpretado como una señal de que Voigt no puede hablar abiertamente sobre su experiencia.

Pocos días después del anuncio de Voigt, Srivastava, quien fue coronada Miss Teen Estados Unidos en 2023, también renunció a su cargo.

“Después de considerarlo detenidamente, he decidido dimitir porque mis valores personales ya no coinciden con la dirección de la organización”, escribió en Instagram Srivastava, quien representó al estado de Nueva Jersey en el concurso Miss Teen Estados Unidos en septiembre.

Su mensaje incluía una cita del filósofo alemán Friedrich Nietzsche: “No hay superficies bellas sin una profundidad terrible”.

“Sé que todos los que amamos el programa queremos apresurarnos y hacer algo”, escribió Laylah Rose, la presidenta y directora ejecutiva de la Organización de Miss Estados Unidos, en un correo electrónico al Times a principios de esta semana, en relación con las renuncias de Voigt y Srivastava. “Mi objetivo es ofrecer pasos verdaderamente útiles que podamos dar juntos”.

“Nuestro objetivo global en Miss Estados Unidos es celebrar y empoderar a las mujeres”, añadió Rose, diciendo que se estaba tomando “estas acusaciones en serio”.

A través de un representante, tanto Srivastava como Voigt declinaron hacer comentarios, citando un acuerdo de confidencialidad. (Una copia del contrato de Miss Estados Unidos 2023 obtenida por The New York Times parece prohibir a los firmantes revelar cualquier información sobre Miss Estados Unidos mientras estén empleados por la organización).

Tras el anuncio de Voigt, varias de sus compañeras de Miss Estados Unidos 2023 publicaron una declaración en Instagram exigiendo que la Organización de Miss Estados Unidos liberara a Voigt de cualquier acuerdo de este tipo.

Juliana Morehouse, que compitió en Miss Estados Unidos representando a Maine y vive en Carolina del Sur, dijo en una entrevista con el Times que la carta se originó en un chat de grupo de participantes de 2023 que estaban “conmocionadas y tristes” al enterarse de la renuncia de Voigt. En una llamada de Zoom, concretaron el mensaje que querían compartir en apoyo de Voigt.

(Morehouse no dio una cifra exacta, pero dijo que el número de mujeres que escribieron y compartieron la carta constituía la mayoría de las 51 competidoras de Miss Estados Unidos 2023).

Claudia Michelle Engelhardt, quien renunció a su papel como directora de redes sociales de Miss Estados Unidos este mes, dijo que sentía que las participantes de Miss Estados Unidos fueron injustamente presionadas para firmar sus contratos.

“Fue más o menos, ‘Tienes que firmar esto o no vas a competir’”, dijo Engelhardt, de 24 años. “Has trabajado tanto para llegar hasta aquí. Has ganado en tu estado. ¿Qué, no vas a ir porque no quieres firmar un contrato? Básicamente, te están reteniendo como rehén, a falta de una mejor palabra, para que firmes este contrato”.

Morehouse dijo que le habían dado “poco más de 24 horas” para revisar el contrato.

“No creo que ninguna de nosotras buscara representación legal para revisar el contrato con ellos”, dijo en una entrevista con el Times. “Nunca habíamos oído hablar de un acuerdo de confidencialidad tan blindado en años anteriores, porque era el primer año de la nueva dirección”. (Rose se convirtió en presidenta de la organización el año pasado).

Hizo hincapié en que, si bien su experiencia personal con Miss Estados Unidos había sido positiva, esperaba que hablar de ello garantizara que así fuera para todas las participantes en el futuro.

Lemus, ex Miss Colorado, dijo que veía cierta ironía en el funcionamiento de Miss Estados Unidos.

“Esta es una organización que predica el empoderamiento de la mujer”, dijo.

Madison Malone Kircher es una reportera del Times que cubre la cultura de internet. Más de Madison Malone Kircher

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *